Donald Trump retira a EE.UU. del Acuerdo de París sobre cambio climático

El presidente Donald Trump ha confirmado lo que ya se daba como un hecho, la retirada de Estados Unidos del histórico Acuerdo de París con el fin de “cumplir” con su “deber de proteger a EE.UU.”. A cambio, Trump ha prometido que intentará negociar un trato sobre el cambio climático “más justo” con el país que dirige, y sus “contribuyentes”. La decisión inyecta incertidumbre en el esfuerzo mundial para combatir el cambio climático.

El mandatario ha justificado su decisión argumentando que su Gobierno prioriza el empleo de los estadounidenses, de ahí que haya empezado el discurso revelando datos que explicarían una mejora de la economía en EE.UU. desde el inicio de su la Administración Trump, según dijo el mandatario.

Trump ha anunciado desde el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca que comenzará las negociaciones para volver a entrar en el acuerdo, ya sea París o en “una nueva transacción en condiciones que sean justas para los Estados Unidos, sus empresas, sus trabajadores, su gente y sus contribuyentes”.

La retirada deja a Estados Unidos en compañía de Siria y Nicaragua como los únicos países , de 195 naciones, que no forman parte del pacto mundial de reducción de emisiones de carbono que se firmó en diciembre de 2015.

Trump, además, ha asegurado que el país “necesita todas las formas de energía estadounidense disponible” o “estará en grave riesgo de caídas y apagones”, otra de las razones que ha dado para argumentar su decisión de salir del Acuerdo de París.

El presidente, asimismo, ha afirmado que su voluntad es que EE.UU. siga siendo un “líder” global en la protección del mediambiente, pero de manera “justa”.

La decisión supone una victoria del núcleo duro negacionista formado por el jefe de estrategia de Trump, el extremista Steve Bannon, y del director de la agencia medioambiental, Scott Pruit, sobre su hija Ivanka y el secretario de Estado, Rex Tillerson.

El anuncio llega tras una intensa semana de declaraciones cruzadas por parte de ejecutivos corporativos, líderes mundiales e incluso el papaFrancisco, quienes han instado a Trump a mantener a Estados Unidos en el acuerdo para el bien de la economía estadounidense y del planeta.

Los defensores del pacto incrementaron su presión sobre Trump después de que hubo reportes el miércoles que él prefería marcharse, incluido el máximo ejecutivo de Tesla Inc. Elon Musk, quien dijo en Twitter que renunciaría al Consejo de Asesores de la Casa Blanca si Estados Unidos abandona el pacto.

Pero Trump reiteradamente se comprometió a salir del acuerdo durante su campaña electoral; su anuncio del jueves significa que está cumpliendo con esa promesa.

Trump ha calificado el cambio climático como un “engaño” y criticado el Acuerdo de París como “unilateral” en contra de Estados Unidos, mientras que los asesores legales de la Casa Blanca advierten que quedarse podía socavar los esfuerzos de Trump para rescindir normas sobre las emisiones de carbono y las fugas de metano.

Como la nación más rica y el segundo mayor emisor de dióxido de carbono del mundo, Estados Unidos es fundamental en los esfuerzos para hacer frente al calentamiento global. Empresas tan diversas como Exxon Mobil Corp. y Apple Inc., así como Tesla, han estado presionando al presidente para que permanezca en el pacto.

Reacciones a la salida

El expresidente Barack Obama ha sido una de las primeras personalidades en reaccionar a la decisión de Trump. “Aunque este Gobierno se une a un pequeño puñado de países que rechazan el futuro, confío en que nuestros Estados, empresas y ciudades darán un paso al frente y harán aún más para liderar el camino” en la lucha contra el cambio climático, indicó Obama en un comunicado.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *