Incremento a los combustibles dispara la inflación.

La meta gubernamental de cerrar este año con una inflación en el rango de 4 por ciento ± 1 punto porcentual, se ve amenazada por la tendencia alcista que registra el precio del petróleo en las primeras dos semanas del 2018.

En la primera semana del año, Honduras ya importó 27.6 millones de dólares en combustibles, liderados por diésel, gasolinas y bunker para generar energía térmica.

El presidente del Banco Central de Honduras (BCH), Manuel de Jesús Bautista, reveló que el objetivo principal a nivel de gabinete económico es el control de inflación.

Mediante instrumentos de política monetaria se realizan los esfuerzos para alcanzar una inflación que no provoque impacto en la economía nacional.

La inflación interanual en 2017 registró en 4.73 por ciento, 1.42 por ciento más alta en relación al cierre del 2016 cuando registró un 3.31 por ciento.

“Para este año esperamos una inflación en el mismo rango hemos estado analizando y viendo las proyecciones de comportamientos, que no existan sobresaltos en precios de materiales escolares y escuelas privadas que presionan un poco”, adelantó el funcionario.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *