Martha Reichmann: “Hemos sido pisoteados con las botas de acero del cardenal”

La viuda del embajador de Honduras ante el Vaticano, Alejandro Valladares, brindó detalles sobre la acusación en contra  del cardenal Óscar Andrés Rodríguez, a quien considera cómplice de la estafa millonaria de la que fue objeto su esposo y la protección que le otorga el Papa Francisco.

Martha Reichmann, confesó que por ser amigo de la familia, “al principio creía que (Rodríguez) era inocente”, pero “poco a poco” se enteró que también está involucrado.

Entre las pruebas de la complicidad del cardenal, la perjudicada señaló que Rodríguez no quiso denunciar la estafa, a pesar de ser parte de la misma y perder significativa cantidad de dinero.

Además, recordó que el Rodríguez le pidió al sacerdote Carlos Magno no referirse al tema, aumentando sus sospechas.

“Lo siento no podemos informarle, porque el jefe me ordenó que en eso no me meta… Si una cosa es limpia por qué  ordenar que no se meta”, agregó la viuda.

PISOTEADOS POR LAS BOTAS DEL CARDENAL

La dama, quien consideraba al cardenal un amigo personal de la familia, indicó que Rodríguez le aseguró que la CIA estaba colaborándole con las investigaciones, mintiéndole para tranquilizarla.

“Dios ya está  empezando a surgir, hace tres semanas una sacerdote español que no sabía que existía, Bernardo Font Ribot, me contactó para decirme que es víctima del cardenal”.

Según  Font Ribot, la máxima autoridad de la iglesia católica en Honduras le destrozó el resto de su vida.

Hemos sido pisoteados con las botas de acero del cardenal”, le manifestó la fémina, al tiempo que indicó que el Papá Francisco lo protege.

“Eso está a la vista de todos, los católicos no entendemos por qué el  Papá dice cosas y no hace lo que dice con respecto a Rodríguez”.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *